martes, 9 de septiembre de 2014

Book review: El Abrigo negro/El Conjuro del abrigo negro (Sisinia Anze)


 

¿A qué llamamos buena literatura? A veces nos dejamos llevar por criterios tan trillados que ni siquiera tomamos en cuenta otras posibilidades nada más por ser diferentes a las demás. Hablemos de ciencia ficción y fantasía, géneros que apenas comienzan a entremezclarse con nuestra literatura acostumbrada al realismo y lo político. 

Una de las autoras que he tenido el placer de leer, alimenta esta vertiente con creatividad y valentía. No solo por aventurarse en terreno inhóspito, sino por conectar dos realidades completamente distintas con coherencia. Me refiero a la escritora cochabambina, Sisinia Anze Terán, y a su última saga publicada, El Abrigo Negro.

La saga en cuestión, consta de dos libros: El Abrigo Negro y El Conjuro del Abrigo Negro: La Lanza de Longinos. Nos cuenta la historia de un abrigo muy particular y su recorrido por este mundo, un abrigo que contiene un demonio tan temible que hasta el Tío de la Mina tiembla ante él. Inicialmente, este abrigo pertenece a Adolf Hitler durante la Segunda Guerra Mundial, para después pasar por las manos de un minero en Oruro, que lo consigue en el mercado de ropa usada, y terminar entre las posesiones de un joven que vive en Macha, tierra del Tinku en Potosí. 

Ante todo, un verdadero reto conectar estas realidades. Sisinia lo logra a través de varios recursos históricos, pues en las novelas nos brinda numerosos datos reales que hacen plausible semejante recorrido. Desde luego, los detalles sobrenaturales hacen pertenecer a estas novelas a un híbrido de géneros, pero cuya base reposa en el género fantástico. 

Su narrativa es ágil, aunque pocas veces llega a tener profundidad en su contenido. El lenguaje que utiliza no llega a ser rebuscado, de hecho goza de modismos regionales que lo vuelven más fiel a los lugares en los que se desenvuelve la historia. También hace uso de recursos modernos y creativos, como los flashbacks o la doble temporalidad. 

En cuanto a la trama, su argumento resulta muy interesante. Si bien en la primera obra se da un poco más de importancia al mundo de los nazis, en la segunda adquiere más fuerza lo que es el vivir cotidiano en Macha. Ciertamente hay exceso de información en el libro, lo que le quita protagonismo a la historia.

Los personajes son variados, aunque caen en el maniqueísmo. Es decir, al leerlos puedes identificar casi inmediatamente quién es el bueno y quién es el malo de la historia. Si bien esto no perjudica la trama, la hace un poco más predecible de lo necesario. 

¿Cuál es su dimensión ética? Un criterio que a veces queda a la deriva. Está clara la lucha del bien y el mal en el argumento, pero le falta varios aspectos que podrían traducirse en otro tipo de reflexiones. Como conflictos nos presenta el egoísmo, la ambición de poder y la traición, que nos mueve a pensar acerca nuestra realidad actual. ¿Qué podemos hacer para superarlos? 

Entonces, ¿qué necesita una obra para ser buena? ¿Un argumento novedoso? ¿Personajes complejos? ¿Una narrativa estilizada? Hay un sinfín de obras que luchan por abrirse paso entre las ya establecidas, es nuestro aporte personal dar oportunidad a los géneros poco conocidos. Digo que es un aporte porque pienso que toda obra cultural en realidad es obra de un colectivo. En ellas se encuentra reflejada, de alguna forma, nuestra sociedad. Es necesario abrir un poco nuestras mentes para enriquecernos con nuevas perspectivas, pero este proceso no se da por sí solo, empieza por un mismo. 

Daremos el primer paso. 

Publicado en: Los Tiempos

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...