sábado, 1 de septiembre de 2012

Book review: La Sombra del Viento (Carlos Ruiz Zafón)


Título original: La sombra del viento 
Portada: Padre e hijo en un ambiente desierto y gris. Nostalgia, soledad y añoranza.
Primera impresión: La historia de cómo un niño llega a volverse hombre.
Temática inicial: Un niño encuentra un misterioso libro en el Cementerio de los Libros Olvidados, cuyo autor parece haberse desvanecido con el tiempo.
Personajes en general: De alta complejidad y personalidad, aunque curiosamente todos dotados de una narrativa y prosa poética de primera.
Estilo narrativo: Poético filosófico. Al autor le gusta marcar los diferentes acentos y modismos que hay en Barcelona.
Impresión final: Una historia desgarradora hasta cierto punto. 



Cuando empecé a leer el libro no recordaba cuánto me había cautivado Zafón con su otro libro (irónicamente el que le sigue a éste) El Juego del Ángel. Ya desde las primeras páginas comenzó a gustarme, aunque todavía terminaba de atraparme por completo. Después de cierta cantidad de páginas, sin embargo, comienza la verdadera historia, el conflicto central.

No voy a adelantarles nada. Es un libro que vale la pena leerlo sin anticipación alguna. ¡Y hasta me dan ganas de volverlo a leer! El suspenso y el misterio que Zafón le imprime a esta obra son inigualables. No son muchas las veces que una historia llega a sorprenderme con la guardia totalmente desprevenida. He sido agradablemente engañada por omisión de datos. La historia llega a generar tanto interés en cierto punto, que te cuesta soltar el libro, sobre todo en la parte que el rompecabezas se arma por completo y tienes un cuadro totalmente diferente del que habías comenzado intuyendo.

La narración es realmente impresionante. No sólo en la forma que Zafón nos narra la historia, sino en el contenido que muchas de sus frases poéticas transmiten. Así como El Juego del Ángel, Zafón me ha dejado pensando sobre varios aspectos planteados a través de frases hermosas, tentadoras para todo filósofo que está atento a su sistema de percepciones. No conozco para nada al autor, pero al leer sus escritos puedo deducir que es un hombre sabio, romántico, y de ideas poco explotadas en historias tan bien estructuradas.

No sé si sea por mi constante atracción hacia el género dramático que bordea la tragedia, pero varios de los conflictos presentes en el libro me fascinan, ¡y me encantan! El sufrimiento de los personajes, su agonía, su constante masoquismo y sacrificio, ¡todo eso me enloquece! Zafón ha logrado que no soltara el libro fácilmente, que lo llevara a todas partes, como un compañero más en mis ratos libres.

Su misterio es sutil. Expuesto sólo en determinados momentos clave, pero con una capacidad ilimitada de generar interés.Y pese a lo que piense, siempre termina encajándome una visión de Barcelona que jamás habría imaginado. Tendré que conseguirme sus otros libros para volverme a emocionar tanto. Si bien no hay giros inesperados, hay descubrimientos inimaginables y tintes de fatalidad que, una vez más, me envenenan de la mejor manera.

En cuanto al final, debería decir que es demasiado… Cómo decirlo sin adelantar nada… Es demasiado anhelado. Es que, de alguna manera, la simpatía que desarrollas con los personajes es única. Llegas a un punto en donde dices ¡basta! Pero bueno, no quisiera arruinarles el desenlace. A mi criterio es un final muy sencillo, tal vez incluso forzado, pero debido a todo lo anterior, es aceptable.


Una lectura que no lamentarán, en absoluto. Carlos Ruiz Zafón es un maestro de la literatura. Espero que sus libros futuros no se transformen en algo meramente comercial, aunque lo dudo mucho. El corazón inmerso en esas páginas es difícil de olvidar.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...