lunes, 4 de febrero de 2013

Cuando no hay mañana



¿Alguna vez se han puesto a pensar qué es lo que harían de ser éste tu último día? El clásico “si morirías hoy, ¿qué harías?” Normalmente no tengo pensamientos tan pesimistas ni fatalistas como mi propia muerte, pero creo que hay un momento en el que todos nos ponemos a pensar en ello, querámoslo o no.

En el mejor de los casos, será en un momento feliz. Estarás pensando algo como, ¿qué hice para ser feliz? ¿Me lo merezco? ¿Puede en verdad alguien ser así de feliz? Y sentirías que si tuvieras que morir mañana, no importaría mucho, pues ese momento lo valió todo.

En casos peores, será en un momento de soledad, donde pensarás, si me muero, ¿habrá alguna diferencia? ¿Le haré falta a alguien? ¿Alguien me extrañará? Es lo deprimente de la vida, ese inevitable vacío que muy difícilmente llenas por ti mismo. Créanme que sé lo que es ser invisible. I’ve been there He estado ahí.

Pero claro, pensar que sólo en esos casos nos llega esa pregunta es ilógico. Nunca me ha gustado ser maniqueísta, no quisiera que me percibieran como tal. Existen sinfín de casos en los que te harás esta pregunta, sean momentos de nostalgia, envidia, flojera, motivación, satisfacción, orgullo, subestimación, etc. Es decir, en cualquier momento.

¿Qué es lo que responderían?

Luego de pensarlo de repente, me di cuenta de una verdad que definitivamente no se ajusta a algo bueno o malo. Tiene un poco de ambos, como todo en esta vida.

Si por algún motivo me muriese mañana, creo que estaría bien. No me arrepiento de la vida que he llevado, de lo que hecho, de lo que logrado y de lo que he fracasado. Tampoco sería mayor tortura el no llevar más proyectos a cabo, ya que por el momento, tengo solo uno que ya está en progreso. Francamente, y lo diré así porque no hay otro modo de decirlo, no extrañaría a nadie ni me importaría si alguien me extrañase o no. Estaría muerta, así que eso ya estaría fuera de mi incumbencia.

¿Y ese temor a la muerte? ¿A la nada? Creo que finalmente la he superado. Ya no me aterra del todo. Me he dejado envolver por esa resignación del mortal sin darme cuenta. Antes le tenía un pavor enorme a la nada, al final, y por ende, a la oscuridad. Hasta mi pubertad solía llorar por las noches, contemplando la nada e imaginando que la muerte sería así, sin ya nada que sentir.

¿Habré perdido algo de humanidad? Soy muy sensible, y por eso mismo suelo levantar murallas de protección. Pero eso no significa que en el interior de esas murallas siga intacta. A veces las demás personas son las que se encargan de protegerte contra ti misma. Esto lo digo por simple lógica, creo que en mi corta vida no me he permitido a nadie cargar con las armas para salvarme de mí misma. Es algo que pocos podrían atreverse a cargar, y temo que nadie jamás se lance por mí.

Tengo motivos para sonreír. Suelo hacerlo, aún cuando me duele.
Sonreiré para el día de mi muerte.

2 comentarios:

Morbid Obsession dijo...

Es cierto. Hay diversos estados que te ponen a reflexionar sobre la muerte, depende de que tan bien o mal lo estés pasando, entonces talvez te deje un sabor a miedo o un profundo alivio.

En mi caso, 3 cosas vienen a mi mente sobre este tema:


1. Forma básica de muerte ideal con la que fantaseo: Habitación completamente ordenada, de fondo se escucha el allegreto de la sinfonia No.7 del buen Beethoven :3 (la música no puede faltar).

2.Un sueño recurrente en el que muero quemado. Quedé con la costumbre de revisar la llave del gas antes de dormir y/o aplicarme bastante bloqueador solar(nah eso último es mentira XD)


3.Finalmente y escribiendo con seriedad, un par de meses atrás, hice algo radical. Ya no encontraba sentido alguno en la vida, es decir tenia un gan vacio .. blah blah.

Dispuesto a terminar por completo con esta situación, decidí pasar el tiempo meditando en soledad lo que implica un adiós al internet, celular y en la medida de lo posible la interacción con las personitas. Me encontraba bajo el dominio de mis cuatro paredes o como localmente le llamaba: "la cueva 36".

En el culmen de esta experiencia contemplé dos posibilidades: vivir con plenitud o un insípido suicidio. Y EME aquí (si, sin h ¬¬)

Salí del encierro. No pude dejar de lado los sueños que alguna vez tuve. La habitación ordenada a la que me refiero, representa no tener asuntos pendientes o imcompletos.

Respondiendo a la pregunta si hoy fuera mi ultimo día? si, seguramente haría eso ......."ordenar" -.-


Cambiando de tema. En mi opinión no creo que hayas perdido parte de tu humanidad, todo lo contrario! Que construyas murallas reafirma que eres tan humana como todos, claro no cualquier humana ...hhee pongámosle una humana muy interesante :)

Debido a nuestra vulnerable condición, desde nuestros origenes y a lo largo de la historia, el "homo" (si, ese primate graciosamente evolucionado) está en continua busqueda de protección tanto física como emocional.


Ya mencione que me ha gustado tu blog? pues eso.

Me encanta!

Te dejo una recomendación musical.

http://youtu.be/Y0vKExq2Lx4

Ana Triveño Gutiérrez dijo...

Morbid, ¡me encantó tu comentario! Tienes mucha razón, la música siempre debería ser un acompañante. Uno imprescindible en el momento de tu muerte.
Creo que lo del cuarto ordenado demuestra lo responsable que eres. Ciertamente, ver una vida en una alcoba se me antoja hermoso. A fin de cuentas, el dormitorio es nuestra huella personal, quizás la más íntima de todas... Engloba todo.
Ah, ¡admiro tu coraje! Haber pasado un tiempo así, sin casi ningún contacto con el exterior... En realidad no tengo mucho contacto, jeje, pero el poco que tengo me costaría demasiado dejarlo. La verdad, también he tenido una época así, pero en lugar de encerrarme a reflexionar, me limité a llorar en soledad, y al final salí adelante por mi propia concepción de la realidad.

Me agrada mucho clasificarme como "humana muy interesante" ^^
Me encanta. Gracias! =D

Aprecio mucho también el que te haya gustado mi blog. Significa mucho, pero mucho.

¡Y el video me encantó! Es como de mi estilo, una mezcla de lucha, tentación, locura, revelación... No entiendo nada de la letra, pero igual puedo sentirlo. Es mi estilo, en definitiva. Gracias :,D

En cualquier cosa que pueda ayudarte, estoy aquí.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...