lunes, 18 de febrero de 2013

La ch’alla y lanzar globos de agua



La diablada de Oruro es custodiada por un ángel.

Prosiguiendo con mi post anterior, nos toca hablar un poquito del martes de ch’alla, el lanzamiento de los globos de agua y lo que significa estar en carnaval.

El martes de ch’alla es el día en el que todas las personas creyentes en la Pacha Mama (Madre Tierra) hacen ofrendas en sus casas y negocios a manera de ser recíprocos. He visto por ejemplo, a mi abuelito, del vaso que tenía de bebida echar un poquito al suelo, agradeciendo. Es así como le invitas a la Pacha Mama, eres agradecido y le haces esa ofrenda. Así, durante el resto del año ella también será generosa contigo y te irá bien.

Normalmente se ch’allan las casas, tu negocio – si tienes -, tus autos, e incluso proyectos que planeas llevar a cabo. Siempre hay formas de ch’allar algo.

Por otro lado, también tenemos la q’oa. También se hace el martes de ch’alla. Para saber más del q’oa vean este post.

Ahora, entrando un poco a la gastronomía cochabambina, tenemos el plato típico del día: El puchero. Se trata de carne (peseto) con chuño, papa y arroz aguado con ají. El ají es la clave del plato, le da sabor. Sin ají, no es puchero.

Y bueno, si han leído mi post anterior, les cuento que ahora sí hubo mojazón. Más que todo producido por los niños. Pero sí, fue divertido. 

Verán, antes en la cultura quechua, cuando un chico quiere algo con una chica, le lanza piedritas. Es como diríamos, el inicio del galanteo, jeje. En todo caso, el lanzar globos de agua es más o menos la rememoración de esa costumbre. Si salen a la calle en época de carnaval, verán que son los adolescentes los que lanzan globos a las chicas para llamar su atención.

Claro que no faltan esos que solo buscan hacer daño, pero bueno. Creo que el trasfondo más bonito del lanzamiento de globos es ése.

Después, sobre la bebida. Esa costumbre viene igual de nuestros ancestros. Sin bebida no hay alegría, y sin alegría no hay fiesta. La bebida sirve tanto para alegrarte, como para desinhibirte. Mientras más tomas, más se te va la vergüenza. Siendo ésta una cultura un tanto reservada, es muy importante la bebida a la hora de romper el hielo y soltarse un poco.

El carnaval es la fiesta de la carne, donde todos se exceden en todo y nada debe faltar. Donde el pobre vive la ilusión de ser rico, donde el rico ve a todos como iguales. Todos viven en abundancia, es el engaño acordado automáticamente. En carnaval nada es suficiente.


En carnavales puedes disfrazarte de todo, hasta de otra persona. Puedes ir junto a un político y soltarle sus verdades. Puedes hacer coplas y hacerte la burla de ambas sexualidades. Puedes ponerte a bailar en medio de la calle, y cantar con los gallos que quieras. No hay jerarquías, no hay vergüenza. Todo es fiesta.


¿Ven ambos lados de esta fiesta entonces? ¿Lo religioso y lo netamente festivo? Al menos a la Pacha Mama también le gusta la bebida. Somos parte de una cultura híbrida, pero alegre por naturaleza.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...