domingo, 1 de julio de 2012

Puede besar al novio


La homosexualidad siempre ha sido un tema tabú en nuestra sociedad tan conservadora y machista desde sus inicios. Estamos cambiando lentamente, abriendo recién la mente, pero igual este tipo de temas no se tratan con mucha facilidad.

La Marcha del Orgullo Gay realizada recientemente en diversos lugares como Madrid, Panamá, o en caso de Bolivia, en Santa Cruz, demandó una ley para que los matrimonios gay sean legales e igualmente reconocidos como los heterosexuales. Al parecer, se está dando el visto bueno a este reclamo.

En Bolivia el gobierno está muy susceptible por la ley antirracismo y discriminación, y al no aprobar una ley así correría peligro de ser visto como “discriminador”. Ayer se presentó también una propuesta que sugería reemplazar el matrimonio por el reconocimiento legal (con derechos incluidos) de una unión homosexual, transexual o bisexual de igual forma que una heterosexual.

Pienso que no habría nada malo en aprobar una ley así. Cada uno tiene la libertad de hacer lo que quiera mientras no afecte a nadie. Ahora bien, muchos conservadores tradicionalistas dirán que sí hacen daño, que pueden influir en la gente, que denigran a la sociedad, que son antinaturales y que de hecho, si llegaran a adoptar sería poner en peligro a un/a niño/a.

Alguna vez escuché que una pareja de varones no podría adoptar a un varón, así como una pareja de mujeres no podría adoptar a una mujer. “Es que podrían abusar de los pequeños”. ¡Qué absurdo! Si fuera así entonces ningún papá tendría que estar en contacto con una hija, ni una madre con su hijo. Aquí el complejo de Edipo se lo tomaría en serio. Sinceramente, no creo que una pareja homosexual sea depravadamente sexual. Dicen que por gustarle a un hombre otros hombres, perseguirá a todos los hombres que encuentre. ¿Acaso los hombres heterosexuales están persiguiendo a todas las mujeres que conocen? Una vez más, ¡qué absurdo!

Una familia es una familia
En cuanto a la personita adoptada, no creo que sea un maltrato emocional el exponerla a dos padres o madres bajo un mismo techo. No creo que estas “desviaciones” sean malas, son naturales, están en el subconsciente. Por eso no creo que como castigo una pareja homosexual deba abstenerse de la vida familiar. Yo no sueño con tener una familia, pero si fuera gay y quisiera tener una, no me gustaría ser considerada un fenómeno sólo por querer lo que la sociedad y tu misma naturaleza social te hace querer. A fin de cuentas, ellos podrían ser mejores padres que muchos matrimonios obligados por el embarzado indeseado.

Les deseo lo mejor a esas marchas, ojalá no se enfrenten a demasiados problemas luego de haber luchado tanto. Los homosexuales son iguales a nosotros. Ya es castigo suficiente no poder procrear naturalmente. Si quieren una familia, que la tengan. Si quieren un hogar, seguros, créditos de vivienda, reconocimiento legal de pareja, etc., que los tengan. Ellos trabajan igual que nosotros y nos aportan de muchas maneras. Dejemos que hagan también su vida.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...