domingo, 29 de junio de 2014

Book review: La caja mecánica (Miguel Ángel Gálvez)

Datos editoriales: Primera edición. 2001. La Paz. Nuevo Milenio.
Portada: El rostro deshecho nos da a pensar en algún tipo de transformación en los personajes.
Primera impresión: Una novela de misterio, un thriller narrado de una manera original.
Temática inicial: Arturo encuentra, dentro una columna derrumbada de su casa, una misteriosa caja mecánica que emite una melodía un tanto extraña.
Personajes en general: Racionales a mi modo de ver.
Estilo narrativo: Ágil, directo a lo que pretende llegar. Ordenado.
Impresión final: Un thriller que me gustó más de lo que habría esperado.

 Miguel Ángel Gálvez, el autor de esta novela, desde un comienzo juega con nuestra imaginación. No solo empezamos la historia de una manera un poco inusual, aunque cotidiana, sino que la vamos atravesando poco a poco con más precaución, hasta llegar al punto de querer zafarte de una realidad tan incómoda.

Es curioso cómo se da el proceso. Es bastante simple, pero cómo te llega… A medida que van pasando los días en la historia tú también la vas viviendo desde una distancia prudente. Eres el testigo silencioso de la mente del protagonista, sabes lo que le pasará y eso muy difícil de controlar al no poder advertirle.

El estilo narrativo es bastante interesante. El protagonista escribe sus pensamientos utilizando una máquina de escribir, como un diario. Día tras día, puedes hacer seguimiento de las fechas y así tener la impresión de realmente estar presenciando algo un poco más, verídico. Esto lo vuelve una lectura ligera, sin dificultades ni peroratas innecesarias. Sin bien no está estilizada de una manera más, emocional o poética, me parece que es la adecuada para el tipo de historia que se preocupa en transmitir.

Los personajes son racionales, como ya mencioné, porque todos van de acuerdo a una lógica y no se salen de la misma. Si bien no los conocemos a profundidad, tampoco necesitamos hacerlo. Hacen lo que tienen que hacer,  y nosotros los vemos hacerlo. Son pocos, pero es que tampoco se necesitan más.

La historia es perturbadora. Si bien se trata de un argumento sencillo, la manera en que la desarrolla el autor la vuelve algo compleja, con varios toques que no podrías anticipar. Desde el inicio me pareció muy interesante, al punto de no soltar el libro durante varias horas. El final también, es algo que, honestamente, me sorprendió demasiado. Sí, fue completamente inesperado, e incluso, desesperante.

En cuanto a su trasfondo ético, me parece que resalta mucho lo que es el valor de la vida y la importancia de vivirla sin que algunos vicios u obsesiones te consuman. También destaca el valor de la familia y la interacción con las demás personas. La caja mecánica, tan misteriosa como es, podría simbolizar un hábito perjudicial, algo que te corroe, que te castra, que te envenena lentamente, teniéndote a su merced. A esto le digo, ¡fuerza de voluntad, lectores!

En fin, es una lectura que recomiendo. No será de mis favoritas, pero sí es de las que me gustaron mucho y que nunca voy a olvidar. Quiero agradecer al Café Punto Aparte, que solidariamente me prestó este libro y abre sus puertas a todo aquel fanático de la lectura. Pronto estaré visitándolo en sus últimos días antes del traslado.


Felicito también a Miguel, espero leer más de sus obras, pues estoy segura que tiene muchas historias más de esta naturaleza en mente. Es el primer thriller boliviano que he tenido el placer de leer. And I’m waiting for more…

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...