martes, 24 de abril de 2012

Percibiendo el resfrío


¿Alguna vez has sentido que te estabas resfriando y aún así, no has hecho nada al respecto? Muchas veces puede tratarse de una falsa alarma, de –en caso de mujeres- casos de SPM, o de síntomas generales que suelen pasarse de un día al otro.
Hoy no tuve esa suerte.

Desde anteayer que tenía una sensación extraña en mi cuerpo, como un cosquilleo y algunos a punto de ser estornudos, pero simplemente me decía que se iba a pasar, que si me abrigaba un poco no había nada de lo que preocuparse.

Ayer me desperté con un poco más de mucosidad, jeje, aunque todavía no estaba moqueando. Ya en la tarde recién comenzó cierto malestar, una incomodidad que no puedes explicar, como si te hiciera frío y calor al mismo tiempo.

HOY me desperté con la nariz congestionada, la garganta aún no me duele pero sé que es cuestión de tiempo que comience la tos (es que como sólo respiro con la boca…) Ya siento ese ligero mareo de alguien débil que me hace pensar que debería quedarme en cama todo el día. Estando en clases, el malestar aumentó, mis ojos lagrimearon por muy increíble que parezca. Quizás por contener la serie de estornudos que me vienen de tres en tres cada cierto tiempo. Y después, ya en mi casa, comencé a sentir escalofríos. Sé que me dolerá la cabeza en la noche.

¡Ahora me arrepiento no haberlo asumido con más seriedad! “Un resfriado no es tan grave”, o sí, claro, pero cuando llegas al punto en que la gripe está en auge con todos sus síntomas, no puedes tomarlo tan a la ligera.

Y bueno, mucho líquido, rollos de papel higiénico suave, las píldoras de siempre –hibuprofeno y resfrianex- y mucha paciencia hasta que termine esto.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...