viernes, 12 de octubre de 2012

Book review: El Perfume (Patrick Süskind)



Portada: Es una mujer desnuda sobre la cama, pero no duerme, parece estar rendida, desmayada. Se ve vulnerable. Su brazo cayendo me da la idea de que va a morir, o de que ya está muerta.
Primera impresión: La biografía de un hombre dotado de un sentido del olfato perfecto que de alguna forma acabará siendo un asesino a juzgar por el título.
Temática inicial: Cómo un hombre puede ver mejor el mundo a través de su nariz y no los ojos.
Personajes en general: Muy interesantes todos, diferentes a lo común.
Estilo narrativo: Extremadamente descriptivo.
Impresión final: Un novela perturbadoramente buena.


Para empezar, me apena decir que la portada del ejemplar que tenía no le hacía para nada justicia a la historia. Era una fotografía de la cara de un hombre inclinado con las manos en agarrándose la cabeza. He visto varias portadas en Internet. Esa ni siquiera figura entre tanto otras, por lo que compruebo que la han puesto sólo por poner algo. Sí, mi copia de la novela es pirateada. Aquí en Bolivia es normal adquirir libros pirateados, ya sea por problemas de disponibilidad o accesibilidad -muchos libros no llegan de manera legal-, forman parte inherente de aquellos que disfrutan la lectura sin tener muy pesado el bolsillo.

De mucho tiempo, ha sido el primer libro que he empezado a leer por obligación, en una de mis materias de la universidad. Lo último que leí por ese motivo fue Pedro Páramo, que terminó siendo de mis favoritos.

Cuando empecé la historia, me asombré de lo descriptivo que puede llegar a ser uno con tan solo el mundo de los olores. Es verdad, la vista ha dominado ya casi todas las descripciones en la literatura. El olfato, que es incluso uno de los menos usados en descripciones, realmente da para mucho. ¡Para demasiado! Süskind nos ofrece una perspectiva de mundo totalmente diferente al que estamos acostumbrados, y no lo digo solamente por el espacio físico o temporal.

Cada paso de la historia tiene su encanto. No es como pasar las páginas con algunas cosas de relleno. Todo es de vital importancia para conocer a los personajes y sus dimensiones psicológicas. Por mucho que piense no encuentro nada sobrante en la historia. Todo está allí justificadamente.

Del estilo narrativo no queda mucho por decir. Es bastante bueno, experto. Cuando leí los primeros capítulos, no pude evitar prestarle más atención a lo que olía. Me llamó tanto la atención la forma en que describe los olores, en la importancia que le da el autor, que realmente, uno puede llegar a convencerse de que es el sentido número uno, el más importante de todos.

Pese a no tener una prosa poética, tiene frases espectaculares, que más que frases son pensamientos filosóficos trascendentales. Una de las cosas que más gustaron del libro fue la forma en que concebía el olor de las personas. Un olor general, pero específico para cada uno, donde puedes reconstruir casi toda su vida, adivinar detalles de su personalidad o examinarla como si estuviera desnuda. Que sin saberlo, todos estamos condicionados por los olores, actuamos por ellos, nos movemos impulsados por ellos. O cuando Baldini compara la invención del perfume con el de la escritura. Süskind construye teorías así tan perfectas, que puedes llegar a creértelas. Me encanta que un libro logre eso.

En cuanto a los personajes. ¡Uy! Cada uno tiene su historia, sus problemas, sus particularidades, pero sobre todo, la gran mayoría, tiene su final. No sé si el autor es fatalista, o si simplemente le gusta concluir bien el desarrollo de cada personaje. En cualquier caso, le da un toque buenísimo a la historia, le añade cierta tenebrosidad al protagonista y también realismo a la historia en sí.

Baldini es uno de favoritos. Grenouille también tiene sus momentos. Un monstruo de otro estilo, con armas y defensas diferentes a cualquier estereotipo. Un misántropo sin remedio al que acompañamos a través de su interesante historia.

¡La historia! Si bien fue sencilla al comienzo, cada vez se va complejizando más, evolucionando. Esto influye tanto en el protagonista como en sus compañeros menos importantes. No es aburrida, ni mucho menos predecible. En varias ocasiones logró sorprenderme, despistándome de sus giros inesperados sólo hasta que pudiera caer directamente en ellos. Armada de un realismo poco frecuente en historias de este tipo, te siembra interrogantes que sólo responderías de contar con el perfecto olfato de Grenouille.

También maneja con extrema precisión los defectos de los personajes, del contexto, y de las habilidades. No soy melindrosa, por eso no me dieron tanto asco algunas escenas que describían situaciones enfermizas. Sé que podrían perturbar a personas más sensibles en ese aspecto, pero igual creo que son vitales para la novela y que la volverían más pobre de no estar presentes. Después de todo, hasta lo más grotesco forma parte de nuestra humanidad.
 
Patrick Süskind

En resumen, me gustó. No estaría entre mis favoritas, pero sin duda es impresionante y la recomendaría mucho. Süskind ha hecho un gran trabajo, un clásico sin lugar a dudas. 

El libro no es muy extenso, podría decirse que es de lectura ligera. Pero, eso sí, lo que contiene esas páginas es de “peso pesado”. 

Agradezco por la obligación de una lectura tan enriquecedora. Y de paso felicito al autor por su posición reservada frente al público. No es fácil, diría que es un privilegio, pero me agrada que mantenga su privacidad, incluso luego de haber escrito semejante novela.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...