sábado, 17 de noviembre de 2012

Essay: ¿La conquista de los eBooks?


Uno de los aspectos fundamentales para la preservación y expansión de una cultura es la literatura. La literatura muchas veces es lo alimenta a la sociedad, la mantiene viva. Es sabido que actualmente el hábito de lectura en Bolivia no está muy arraigado. Aún así, siendo importante interesarnos sobre el impacto de las nuevas tecnologías en nuestro entorno, es vital conocer también este aspecto tan poco practicado por los bolivianos en la forma aparentemente evolucionada de los libros: Los eBooks.

¿Qué son los eBooks?

Un eBook básicamente es un libro digitalizado que adquiere los atributos del Internet, o tal vez, unirlo a sus cualidades. Éstas son la fácil e instantánea accesibilidad, la disponibilidad en lugares alejados, pero sobre todo, una lectura más eficaz.
La Asociación de Revistas Culturales de España define al eBook como “una publicación digitalizada que ha sido confeccionada para ser comercializada en Internet. Por tanto su tamaño, estructura y diseño han debido de ser tratados correctamente para que su descarga, visualización y utilización sean los adecuados.” (ARCE s.f)
De igual forma, Ediciones Akal indica que el ebook es “un libro en formato electrónico o digital. Está confeccionado para ser leído en cualquier tipo de ordenador o en dispositivos específicos como los lectores de tinta electrónica e, incluso, en ordenadores de bolsillo o teléfonos móviles.” (AKAL 2012)
Ante estas afirmaciones vale la pena mencionar que un eBook no es lo mismo que el hipertexto, si bien tienen contenidos similares. El eBook no necesariamente contiene enlaces, simplemente se trata de un libro digitalizado.
Algunas de las ventajas del eBook es que fácilmente se pueden encontrar palabras, lo que derivaría en encontrar justo lo que estás buscando en cuestión de segundos. También puedes ir directamente a la página que quieras, y a través del Adobe Reader puedes hacer que la computadora lea los libros en voz alta. Es más, algunos eBooks vienen ya con un archivo de sonido que contiene la grabación del libro con voz y tonos más personalizados. Si bien esta herramienta podría erróneamente fomentar el hábito de no leer, se muestra como un gran beneficio para las personas ciegas, por ejemplo.
Con estos atributos, el libro digital va más allá de los límites de un libro impreso. No obstante, ¿hasta qué punto resulta esto favorable?

Ebooks vs. Libros


Existe gran controversia con respecto a esta supuesta batalla entre los libros impresos y los libros digitales. Hubo quienes aventuraron que con la llegada del eBook los libros impresos desaparecerían. Hay estadísticas que pretenden probarlo.
Es cierto que conforme la tecnología nos vaya llegando y el material de los libros impresos vaya tornándose “caro”, el eBook va ganando terreno.
Algunas de las características de los eBooks son:
  • La adquisición instantánea. No necesitas esperar a que te llegue el eBook, basta con descargarlo y lo tienes a tu disposición.
  • El fácil almacenamiento. Los eBooks no suelen pesar más de seis megas, aunque depende mucho de su calidad y cantidad de imágenes o gráficos.
  • No gasta tinta ni papel, por lo que resultan convenientemente económicos.
(Cf. AKAL 2012)

Por otra parte, si adquieres un eBook de manera legal, no puedes imprimirlo sin permiso del editor, ni hacer copias, o incluso, abrirlos en otros ordenadores. Esto se regula por el Adobe ID, en donde debes crearte una cuenta para poder comprar eBooks legalmente. (ARCE s.f)
Esto último se ve un tanto vulnerable, puesto que los eBooks, al ser tan fáciles de transportar por el peso y su accesibilidad, llegan a ser pirateados en diversos sitios de la Web. Hay páginas que te almacenan eBooks por montones, que incluso se dedican al intercambio y facilitan que tú mismo almacenes archivos.
Enrique Bustamante hace referencia a una función de los eBooks:
“Y sirve, sobre todo, como medio de promoción de libros tradicionales, los libros de papel: no sólo por la creación de banner o mensajes publicitarios de marcas o productos en direcciones con tracking, sino también por la generalización de website de editoriales, librerías o distribuidoras como otro escaparate más para publicitar su producción o actividad ; asimismo en los últimos años se ha favorecido la inclusión en esas direcciones virtuales de fragmentos de los libros impresos, además del índice, o el extracto o críticas y recomendaciones, como medios de promoción para incentivar su venta.” (BUSTAMANTE 2004:54)
Esta función ciertamente es una de las más fuertes ventajas del eBook. Ya con este punto vemos algo de armonía entre los libros digitales y los impresos. Muchas editoriales y librerías tienen sus sitios web, que puede usarse en el sentido de promoción, como indica Bustamante, pero también como almacenador y distribuidor de eBooks. Es más, hay editoriales que trabajaban enteramente en Internet, comerciando eBooks.
Una de ellas es la Windmills Editions, la primera editorial virtual en español, que hasta hoy ha logrado expandirse a América, Asia y Europa. (Cf. WINDMILLS INTERNATIONAL EDITIONS Inc. 2012)

Como todos sabemos, en el siglo XXI, para tener éxito no hace falta tener grandes edificios o muchas sucursales, sino formar parte de grupos asociados, como lo hace Windmills International Edition Inc. y eso es lo que brindamos a los noveles escritores...
(WINDMILLS INTERNATIONAL EDITIONS Inc. 2012)
Haciendo referencia a esta misma editorial, tenemos un artículo publicado en otra de sus páginas titulado Los libros en lationamérica, que básicamente nos dice que pese a la llegada de los libros digitales, el libro en sí nunca va morir. Nos presenta estudios sobre porcentajes de hábitos de lectura en diversos países latinoamericanos, y nos vaticina que sólo es cuestión de tiempo para que el eBook se posicione y supere a los libros impresos. (Cf. WINDMILLS INTERNATIONAL EDITIONS Inc. s.f)
Pero no dejemos los libros impresos de lado. Sólo los que tienen hábitos de lectura frecuente conocen el valor de los libros impresos. Desde el aroma de las página hasta el hecho de poder hojearlos. Podría usar el argumento de que los libros digitales te dañan los ojos, pero con la llegada de las tablet y los eReaders esa teoría queda inválida. También está el tema de la contaminación, que a pesar de que los eBooks no gasten papel, eventualmente los dispositivos electrónicos de los que se sirven se volverían aún más dañinos que los libros impresos. Y tal vez, como ya se mencionaba en el presente ensayo, está la vulnerabilidad de los eBooks frente a la copia ilegal. Esto con los libros impresos suele controlarse mejor.
De todas formas, cabe decir que los amantes de los libros nunca desaparecerán, y que si bien hay mucho debate en torno a los eBooks vs. libros impresos, debemos tomar en cuenta que el eBook no es un enemigo del libro impreso, sino una derivación del mismo. Una evolución.

Lectura en Bolivia

Más que analizar al eBook y su impacto cultural, hay que ver primero cómo estamos en Bolivia en cuanto a nivel de lectura.
Una nota del periódico Opinión indica que sólo el 20% de los profesionales leen un libro al año por puro placer. Si no es a cambio de algo (puntaje, remuneración económica, o evitar problemas en el desempeño laboral) la mayoría de las personas ni se acerca a un libro. Y peor todavía, la comprensión de lectura llega solamente de 20% a 40%, y la retención sólo hasta un 10%. (Cf. OPINIÓN 13/08/2012)
Hay que admitirlo, no pertenece a una cultura lectora.
Por otro lado, el soporte de los eBooks resulta todavía caro. Son pocas las personas que tiene acceso a las TIC. ¿Cuántas pueden costearse una tecnología que permita leer eBooks cómodamente sin dañarse la vista?
Más aún, ¿qué pasa cuando estas tecnologías pretenden ser más atractivas para nosotros? El año pasado salió el Kindle con 3G gratis. (Cf. TELECOMBOL 2011)
Otra característica poco usada es la reproducción de audio. El Kindle tiene una pequeña aplicación ideada para poder reproducir audiolibros. Podemos usar audífonos o los altavoces del mismo aparato que tienen un sonido decente. También es posible reproducir archivos MP3 mientras leemos algún e-book, pero de forma lineal, sin opción de elegir canciones específicas.
(TELECOMBOL 2011)
Y pese a todos los atractivos que le pudieron poner a la oferta, salió posteriormente otro artículo de prensa revelando que, por cultura, no buscamos ese tipo de soporte todavía.
“El boliviano no está listo a dar el salto de fe que implica la adquisición de ebooks”, asegura Ernesto Martínez de la librería Martínez Acchini, distribuidora oficial de la tableta Kindle y que comercia con títulos en este formato.
La compra de uno de estos textos digitales en el país implica el pagar y esperar 24 horas para recibir el código que permitirá descargar el material. En criterio de Cristina Wayar, de Santillana, esto es algo que no despierta la confianza del lector nacional. (LA RAZÓN 11/07/2012)
Las editoriales que trabajan con autores bolivianos y comercian también con eBooks, tienen como principal función dar a conocer nuestra literatura en el exterior, puesto que el mercado meta ya no somos nosotros, el mercado interno. (Cf. LA RAZÓN 11/07/2012)
¿Por qué será que somos tan desconfiados con las nuevas tecnologías. Lamentablemente estamos a un paso atrás, o tal vez más, de las actualizaciones constantes y aceleradas de la Nueva Era. Bolivia se resiste de muchas maneras a la modernización, y no sólo por imposibilidades, sino por costumbres prácticamente ya instauradas en nuestra sociedad.
“La diferencia fundamental de España con respecto a otros países es el desfase temporal y sus negativas consecuencias. España despierta tarde a la revolución digital, y la respuesta de los agentes y protagonistas del libro español se caracteriza por una presencia mínima que demuestra una estrategia defensiva y a remolque con los cambios necesarios más que por iniciativas que lideren el paso del mundo de papel al mundo binario.”
(BUSTAMANTE 2004:54)
Sin alejarnos demasiado de la realidad española, Bolivia también es una sociedad conservadora, que estoy segura se resistirá todavía unos añitos más a estos cambios tecnológicos. Puede que no sea una resistencia explícita, pero sí cómplice de manera tácita. La revolución digital, tal como Bustamante indica, tardará en llegar debido a nuestra estrategia defensiva. A esto le sumamos la pobreza y la brecha digital, y obtenemos que los eBooks, efectivamente, no se asoman más que por casualidad para algunos profesionales y estudiantes.


¿Conquista de los eBooks? No, en Bolivia no. El libro impreso sigue dominando la literatura local. Para la mayoría, las nuevas tecnologías todavía permanecen al margen de su entorno cotidiano. Mientras el eBook domina ya grandes potencias como Norteamérica, en Bolivia, los que amamos el libro impreso actualmente no tenemos nada que temer.
BIBLIOGRAFÍA

BUSTAMANTE, Enrique
2004 Comunicación y cultura digital. Barcelona. Gedisa.

AKAL (Ediciones Akal)
2012 ¿Qué es un eBook? En <http://www.akal.com/ebooks/queesunebook.php> (10/09/12)

ARCE (Asociación de Revistas Culturales de España)
s.f Qué es un eBook. En <http://revistasculturales.publidisa.com/info/info.aspx> (10/09/12)

LA RAZÓN
11/07/2012 Pese al acceso, el ebook aún no seduce a los bolivianos. En <http://www.la-razon.com/la_revista/cultura/Pese-acceso-ebook-seduce-bolivianos_0_1648635129.html> (10/09/12)

OPINIÓN
13/08/2012 Editora: Sólo el 20 por ciento de profesionales generalmente leen un libro al año. En <http://www.opinion.com.bo/opinion/articulos/2012/0813/noticias.php?id= 67670> (10/09/12)

TELECOMBOL
2011 ¡El e-book Kindle, en Bolivia, viene con 3G gratis! En <http://www.telecombol.com/2011/04/el-e-book-kindle-en-bolivia-viene-con.html> (10/09/12)

WINDMILLS INTERNATIONAL EDITIONS Inc.
2012 Qué es Windmills Editions? En <http://www.windmillseditions.com/windmills.html> (11/09/12)

WINDMILLS INTERNATIONAL EDITIONS Inc.
s.f Los libros en Latinoamérica. En <http://www.windmillsbook.com/p/los-libros-en-latinoamerica.html> (11/09/12)

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...